Como saber si mi perro tiene frío o calor

Ropa, gafas de sol, crema protectora para el sol, botas para la nieve, etc. ¿Usas alguno de estos productos con tu perro? ¿Te has preguntado alguna vez si tu perro siente frío como para justificar su uso? ¿Sabes cuanto le afectan el sol y el calor? ¿Cual crees es la temperatura de confort de tu perro? Resuelve tus dudas.

Gráfico 1

En la universidad de Massachusetts elaboraron varias escalas destinadas a determinar cuando un perro sufría malos tratos en función de: la condición corporal, el estado higiénico de su entorno, el estado de su pelo y la temperatura ambiental.

Estas escalas están basadas en las observación de los veterinarios estadounidenses que se dedican a luchar contra el maltrato animal. Vamos a tomar la escala de seguridad de temperatura ambiental como referente aproximado.

En el gráfico 1 se han representado 3 columnas, en función del tamaño del perro. Estas columnas se han rellenado con un código de color valorando como afecta al perro la temperatura ambiental según los veterinarios de la universidad de Tuft.

Se aprecia claramente que cuanto más pequeño es el perro, más sensible es al frío. También que los perros más grandes son más sensibles al calor.

La publicación no aclara el significado de riesgo leve, moderado, grave o muy grave. sin embargo, se sabe que cuando la temperatura exterior se aproxima a la temperatura rectal, la capacidad de eliminar calor corporal disminuye drásticamente. De ahí que el gráfico solo llegue hasta los 35ºC.

Personalmente no tendría en cuenta el riesgo leve en cuanto a la salud, sólo en cuanto al grado de confort del perro. Además, este gráfico se elaboró pensando en un «perro medio». Sin embargo, entre los perros domésticos hay una gran variedad de morfologías.

¿Qué factores modificarían cuanto frío o cuanto calor tiene un perro?

El pelaje. Los perros de pelo espeso o doble capa son más resistentes al frío y menos al calor. Los perros a los que se les ha rapado el pelo están más desprotegidos tanto contra el frío como contra el calor. Según la FEDIAF, las temperaturas exteriores ideales serían:

  • 15-20º para perros de pelo largo
  • 20-25ºC para perros de pelo corto
  • 10-15ºC para perros de pelo espeso

La cabeza. Los perros braquicéfalos (chatos) tienen problemas para respirar y para regular la temperatura corporal. Son especialmente sensibles al calor y tardan en calentar el aire frío que inhalan.

La condición física. Los perros obesos tienen dificultades a la hora de regular su temperatura corporal, lo que los hace más sensibles al frío y muy especialmente al calor.

La edad. Los cachorros, especialmente los menores de 6 meses, no han desarrollado su capacidad de regular su temperatura en función del frío o calor ambiental. Los perros muy mayores también pueden tener alterada esta capacidad.

Gráfico 2

Algunas enfermedades. La diabetes o la insuficiencia renal, entre otros, pueden producir dificultades en la termorregulación. Los perros que padezcan estas enfermedades son especialmente sensibles al calor. Por otro lado, los perros con problemas de huesos y/o articulaciones pueden padecer dolor ante el frío.

La medicación. Los diuréticos, antiinflamatorios o antitérmicos, entre otros, modifican el nivel de hidratación y/o la capacidad de termorregulación.

Aclimatación. Un perro que viva en la calle, a la intemperie, desarrollará una mayor tolerancia tanto al frío como al calor.

Viento, lluvia o sol. Todo lo que modifica lo que se conoce como «sensación» térmica es también un factor a tener cuenta.

El ejercicio. Como dijimos al hablar del golpe de calor, cuando un perro hace ejercicio su temperatura corporal se eleva hasta los 40º-42º.

En el gráfico 2 he contemplado algunos de estos supuestos, haciendo las modificaciones pertinentes. He escogido 3 perros que pesasen aproximadamente 10 kg. Observa como un cachorro braquicéfalo tiene un margen de confort realmente pequeño. También pasa tanto calor como un perro con submanto y abrigo.

¿Cuando siente demasiado frío mi perro?

En general parece que la mayoría de los perros se encuentran razonablemente a gusto hasta los 5ºC. Recuerda, no obstante, que hay factores que alteran esta percepción. También que los perros toy sienten frío muy rápidamente.

¿Hay que tomar medidas especiales en caso de nieve?

La nieve puede quemar (por frío) sus almohadillas, por eso es bueno usar cremas protectoras o incluso botas. Conocemos lo que Hiroyoshi Ninomiya descubrió con el microscopio electrónico de barrido, pero la experiencia dice que aunque sus almohadillas pueden estar sobre la nieve más tiempo que nuestros pies, al final se acaban dañando. Además, el estudio se hizo sobre 4 únicos beagles, así que no es muy fiable.

Igualmente, el reflejo del sol en la nieve puede quemar sus ojos. Más aún si tenemos en cuenta que ellos pasan mucho tiempo oliendo, es decir, mirando directamente al suelo nevado.

¿Siempre que tiembla mi perro es por frío?

Lo cierto es que no. El estrés agudo intenso es una de las razones por las que un perro puede temblar.

En el caso de los perros toy es muy difícil conocer el verdadero motivo de los temblores. Son manipulados de forma invasiva e impuesta más habitualmente que otros tamaños de perro. Al llevarlos en brazos constantemente, algo muy frecuente, se vuelven torpes e incapaces de lidiar con su entorno. Estos dos factores hacen que padezcan frecuentemente estrés tanto crónico como agudo sin que sus propietarios sean conscientes.

¿Cuando tiene demasiado calor mi perro?

A partir de 20ºC un «perro medio» empieza a estar acalorado. Esto quiere decir que se va alejando de su ambiente de confort. Sin embargo,  valorar cuando el calor empieza a ser peligroso no es tan fácil. Influyen demasiados factores.

Tendemos a fijarnos, sobre todo, en el jadeo. Sin embargo, un perro acostumbrado al calor empezará a jadear antes porque se ha «auto-entrenado» a soportar calor. Además, el jadeo es también síntoma de estrés. Consulta nuestro artículo sobre el golpe de calor.

¿Y tu como valoras el clima con tu perro?

En este fresquito día de enero de 2013 Lucky era el único con pelo suficiente para no llevar abrigo

Personalmente vivo en una zona donde en invierno rondamos los 0ºC durante el paseo de la noche y en verano se pueden incluso sobrepasar los 40ºC. Evidentemente, son temperaturas extremas para un perro. En cambio, dentro de casa mantenemos los 20ºC en invierno y los 23ºC en verano.

Mi perra es una mestiza de 7 años, 25 kg, tamaño medio y con pelaje tipo labrador. Encaja en el perfil de perro mediano del gráfico 1.

En las noches de invierno, en cuanto bajamos de 5ºC ya empezamos a pensar en abrigos. Los mediodías de verano no tenemos cerca ninguna sombra. Así que o no salimos, o salimos menos de 5 minutos, el tiempo justo de que haga sus necesidades al lado de casa.

¿Qué tiempo hace donde vives? ¿Qué medidas tomas o vas a tomar para proteger a tu perro?

Links de interés

Estudio de la Universidad de Massachusetts para evaluar la condición corporal, el clima, el entorno y el cuidado físico en perros

Artículo de Muy Interesante sobre la congelación de las patas de los perros

Tolerancia a la temperatura y humedad de perros beagle para un transporte en avion

¿A quien conoces que le interese esto?

2 thoughts on “Como saber si mi perro tiene frío o calor

Comments are closed.