Golpe de Calor en Perros y gatos

El golpe de calor es una hipertermia. El cuerpo no es capaz de adaptarse a la temperatura ambiental y el organismo entra en shock. Los perros, gatos y otros animales son especialmente sensibles al golpe de calor puesto que no pueden sudar por todo el cuerpo.

Produce ralentización del metabolismo, deshidratación, falta de oxígeno, modificación de las proporciones de electrolitos y glucosa en sangre. A medida que se prolonga el golpe de calor empiezan las hemorragias internas y los fallos de funcionamiento de los órganos. El golpe de calor termina con la muerte algún órgano vital: el corazón o el cerebro. En las personas se sabe que el cerebro muere a los 44º de temperatura corporal. El golpe de calor en perros comienza cuando el cerebro alcanza los 42º.

Factores de riesgo del golpe de calor

Como hemos explicado, el golpe de calor está relacionado con la incapacidad de adaptarse a la elevada temperatura ambiental. Así pues, los factores de riesgo son todos los que dificultan esta adaptación:

muchos bozales no permiten el jadeo
  • La edad. Los cachorros y animales mayores no tienen su organismo a pleno rendimiento.
  • Problemas respiratorios, especialmente los asociados a los braquicéfalos o morros chatos. Es de sobra conocida su dificultad para respirar.
  • Bozales inapropiados. Todavía se puede ver gente que saca a pasear a su con un bozal que no permite el jadeo. Escoge un bozal que permita jadear y beber como este.
  • Mantos oscuros, que acumulan más el calor. Ya se sabe, en veranos siempre nos dicen que no vistamos de negro, pero el perro o el gato no pueden cambiar de ropa.
  • Alopecias. En caso de falta de pelaje, bien sea por enfermedad como por una peluquería muy agresiva, implica que la capa aislante que crea el pelo, no existe. 
  • Comidas copiosas. Obliga al organismo a dividir sus recursos, por lo que dispone de menos medios para regular la temperatura corporal.
  • Diarreas. La diarrea favorece la deshidratación.
  • Enfermedades crónicas. Problemas hepáticos, cardíacos, renales, la epilepsia o la diabetes son factores que complican o favorecen un golpe de calor
  • Medicamentos, como los diuréticos empleados en enfermedades coronarias o renales, antiinflamatorios, etc. Algunos medicamentos influyen en la hidratación o la regulación de la temperatura corporal

Como prevenir el golpe de calor en perros y gatos

No lo expongas a temperaturas ambientales extremas

En el caso de los perros, que necesitan salir, valora cuan importante que salga a unas horas donde se expone al golpe de calor y a la abrasión de las almohadillas. Quizá merezca la pena que no salga, o que solo de una vuelta a la manzana por la sombra, y dejar las salidas largas para el amanecer y el anochecer.

Igualmente revisa la necesidad de ventilación. Si el aire que circula es muy caliente, o si dispones de aire acondicionado, puede que sea mejor dejar las persianas casi bajadas y las ventanas cerradas.

Proporciona superficies de contacto frías

Los azulejos son una material frío, aunque también existen mantas frías. En caso de salir a la calle, el césped acumula menos calor que las aceras o la calzada.

Evita el ejercicio

No suele costarles mucho puesto que los perros y los gatos son grandes dormilones. Además el calor siempre produce somnolencia. Pero si trata de correr, recuerda que el ejercicio físico puede elevar la temperatura corporal hasta los 40º-42º.

estimula la toma de agua abriendo los grifos.
beber mucha agua previene el golpe de calor

Que beba mucha agua

Algunos perros y gatos se «olvidan» de beber. Esto es especialmente importante si comen principalmente pienso seco. El oír el agua corriente les estimula a beber (funciona especialmente bien con gatos). Cada vez que tú bebas agua llámalo y ofrecesela. Cambia el agua del bebedero varias veces al día. Elabora helados caseros ricos en agua.

Digestiones suaves

Que coma varias veces al día, principalmente a las horas más frescas. Separa el pienso seco, de la comida húmeda y de la comida casera. No permitas que coma varias cosas en la misma toma.

Añade bicarbonato sódico

Este truco sólo debe emplearse en caso de exposición prolongada al calor. Media cucharadita de postre de bicarbonato sódico para gatos y perros pequeños, una cucharada de postre muy rasa para medianos y grandes. En general lo toleran mejor en la comida.

Cuida su piel y pelo

El pelo del perro es una capa de protección natural de la piel. Crea una cámara de aire que ejerce de aislante térmico. La clave es que no haya pelo muerto, ni pelo muy corto. Por tanto, la mejor opción es mantener el pelo bien cepillado y un corte de pelo razonable. Déjate aconsejar por tu peluquero. Para las razas sin pelo como el crestado chino, una camiseta blanca o un protector solar se convierten en  accesorios indispensables. Evidentemente, los pelos de capa oscura pasarán más calor.

Cuales son los síntomas de golpe de calor en perros y gatos

El golpe de calor es un problema que puede matar a tu perro o gato en apenas 15 minutos. Algunos de estos síntomas son bastante infrecuentes, pero no está de más conocerlos todos:

El color de la mucosa puede indicar un golpe de calor
revisa el color de la mucosa
  • aumento del ritmo cardíaco
  • lengua muy grande y colgante
  • salivación anormalmente abundante e incluso con cambio de coloración
  • respiración agitada y dificultosa
  • problemas de movilidad: desde tropiezos hasta la negativa a moverse
  • desorientación (cuidado, tu perro podría llegar a morderte por este motivo)
  • encías muy brillantes
  • mucosas azules
  • temblores o espasmos musculares
  • manchas de sangre en la piel
  • vómitos
  • diarrea

Qué hacer en caso de golpe de calor

En primer lugar, no dudar. Los golpes de calor en animales actúan mucho más deprisa que en humanos. Como ya hemos dicho, tu perro o gato podría morir en apena 10-15 minutos. Llévalo inmediatamente al veterinario.

Como lo normal es que nos coja lejos de la consulta del veterinario, o a unas horas en que puede estar cerrado. Quizá debamos actuar nosotros durante el trayecto al veterinario:

Ante un Golpe de Calor, moja cabeza y cuello
mojar la cabeza y el cuello ayuda a refrigerar el cerebro
  • Apártalo del calor. Busca un lugar sombreado, fresco y donde el aire que pueda circular no parezca recién llegado del desierto.
  • No uses agua fría ni hielo. Se trata de revertir el golpe de calor hacia un estado de normalidad, sin crear un nuevo shock debido a una hipotermia. 
  • Empapa su cabeza y su cuello. Ten cuidado de que el agua no entre en las orejas, la nariz o la boca. El cerebro se termorregula gracias a la sangre que fluye por la cabeza y el cuello.
  • Humedece sus almohadillas, axilas, barriga, ano y cualquier zona con poco pelo. Puedes usar agua templada, alcohol o una mezcla de ambos. Humedece también la trufa y las orejas, pero en este caso sólo con agua templada. Esto favorece la transpiración que tanto necesita tu perro o gato para bajar su temperatura corporal.
  • Si dispones de bañera o piscina, asegurate de que el agua está a unos 20º y sumerge a tu perro o gato hasta que se haya recuperado. La temperatura del agua es importante, recuerda que queremos llevarlo a la normalidad, no añadir un nuevo shock al organismo.
  • Si aún está consciente ofrece agua templada o suero si tuvieras a mano. Pero no lo obligues a beber, no queremos ahogarlo, solo que se rehidrate.
  • También puedes poner su cuerpo sobre una sábana o toalla empapada, nuevamente, en agua templada o alcohol (o una mezcla de ambas). Nunca tapes su cuerpo con nada, por muy empapado que esté.

Cuando ir al veterinario por un golpe de calor

Aunque creas que ha pasado el peligro, llévalo al veterinario. Por varios motivos: el primero es que hay que vigilar especialmente la anemia, los daños hepáticos, cardíacos y renales que se hayan podido producir; el segundo es que el peligro no ha desaparecido, durante las próximas 24 horas tu perro o gato puede sufrir una repentina parada cardiorespiratoria. Y durante los próximos 5 días su organismo aún estará debilitado, propenso a padecer aún algún efecto secundario del golpe de calor.

El siguiente vídeo puede herir sensibilidades, pero nos parece destacable que al boxer le está dando un golpe de calor en el coche… ¡¡UN DÍA DE FEBRERO CON 10º!!

¿Te he aportado algo nuevo? ¿Conocías todos estos trucos? ¿Quieres compartir esto con alguien?

Links de interés 

Cambios metabólicos tras ejercicios de alta intensidad

Golpe de calor e hipertermia en perros

¿A quien conoces que le interese esto?

9 thoughts on “Golpe de Calor en Perros y gatos

  1. La estabilizacion de los parametros sistolicos y diastolicos tiene lugar dentro de las 6 horas, mientras que el riesgo de sus cambios bruscos se reduce significativamente. El estado general del cuerpo del paciente se normaliza, la capacidad de trabajo del organismo y la resistencia del sistema nervioso se restablecen. http://gipertofort.site/es#1 Hoy en día, es recomendado por muchos cardiólogos y usuarios. Después de las primeras recepciones del medicamento ReCardio precio por las que baja, sentirá una mejora notable. Primero, los indicadores de presión serán restaurados dentro de las normas establecidas. En segundo lugar, la sensación de debilidad y mareo desaparecerá. En tercer lugar, su cabeza dejará de doler y su bienestar general se normalizará. En cuarto lugar, será mejor que te duermas y te resulte más fácil llevar a cabo actividades físicas.

    1. Queremos recordaros que FriendlyPet.es jamás hace recomendaciones respecto a medicación. Menos aún respecto a medicación de uso humano, que pueden llegar a ser peligrosos para las mascotas. Además, el golpe de calor se produce debido al anormal funcionamiento del cerebro (que es quien controla todo el cuerpo) por las altas temperaturas alcanzadas en su interior.

  2. Sí, hay que tener mucho cuidado con esto, pueden ser muy peligrosos para nuestros amigos.
    Buen mensaje 🙂

    1. Ante todo muchas gracias Adrián por tu comentario.

      El Acuarius tiene el inconveniente de tener mucho azúcar para un perro, gato, hurón o cualquier mascota carnívora. Recuerda, en cualquier caso, que es un pequeño remedio para animales expuestos al calor de manera prolongada. Digamos, una medida preventiva para el golpe de calor. Salvo que tengas a tu perro en la calle todo el mes de agosto en una ciudad como Madrid, Córdoba o Sevilla (por ejemplo) parece poco probable que vayas a necesitar el bicarbonato.

    1. Gracias Lola por haberte leído el artículo. Casi nadie piensa en el calor durante el invierno y es verdaderamente excepcional que se de un golpe de calor en invierno, pero el riesgo existe y es bueno conocerlo.
      Un saludo,
      FriendlyPet.es

Comments are closed.